La revista electrónica de Los Cabos
       La revista electrónica de Los Cabos

Generación Y

Por: Sandra Ricco


La  tendencia mundial apunta según los más recientes estudios en la Universidad de Harvard, a que el perfil laboral está cambiando: es  la generación Y, nacidos a partir de los años 80 y muy probablemente antes, prefieren los empleos definidos por tareas no por tiempos, es decir, quieren que se les pague por lo que producen.

Sabemos, que durante mucho tempo, la productividad ha sido  medidos por unidades de tiempo en jornadas de ocho horas, lo que tenia que ver con su compromiso y ambición este tiempo, lo que  influye en bonos y compensaciones ,esto sorprende a los empleados de hoy. Que quieren que se les pague por lo que producen.

No es un concepto nuevo, los trabajadores en el campo por ejemplo, eran recompensados de acuerdo a su producción, por la recolección e frutas, flores, o artesanías,  en la Revolución Industrial se pagaba por pieza terminada,  lo que termino siendo demasiado irregular debido a la mecanización y la incursión de la gestión, cientifica o más medible.

Al cambiar la producción  de trabajos individuales a  un proceso integrado, en grupo, y la llegada de la sindicalización lo que hizo difícil aislar tareas. Por ello resulto más sencillo medir en horas la productividad.

Hoy, la economía ha vuelto a cambiar, esto influenciado directamente por la  generación Y : un recurso esencial para las empresas hambrientas de talento, el cual está en estos empleados jóvenes, quienes han descubierto que tienen habilidades como  hacer sus proyectos de forma más rápida que sus colegas mayores, lo cual puede deberse a su experiencia tecnológica, pero también debido a que trabajan de otra manera.

Pasan menos tiempo en reuniones y programando, estan más habituados a coordinarse vía Internet y celular, no les agrada cumplir con horarios, y quedarse en la oficina, al terminar los proyectos, con esa idea de “hacer presencia” lo cual por cierto genera mayores gastos de oficina, en llamadas  personales, luz etc.

Los llamados gen Y, aman trabajar donde sea y cuando quieran,  consideran una fijación es asunto de llegar a las 8am y salir a las 7pm.

En tiempos de crisis como hoy, la realidad nos rebasa, es importante evaluar si este metodo es más efectivo para nuestro negocio, moviendonos a cambios como una definición de trabajo basada en tareas, en objetivos específicos.

Es un hecho que cada vez más trabajadores, laboran bajo ese concepto, aprovechando su conocimiento intelectual, y creatividad, esto requiere horarios flexibles y la confianza de que el trabajo se realizará en tiempo y forma, sin necesidad de un latigo mental.

Tal vez el permitir que el trabajo se realice desde casa haciendo un programa basado en tareas es mas justo que aprobar diariamente permisos y horarios flexibles. A lo anterior se deben agregar sistemas de evaluación por resultados y tiempos.

El trabajo virtual sigue ganando terreno, un ejemplo claro es IBM donde el 40% de los empleados no tiene oficina. Llego la hora de realizar ajustes operativos, abriendo las expectativas.

Como resultado tendremos  colaboradores con mayor productividad, quienes tienen mejores relaciones familiares y amistosas, lo que genera más lealtad hacia la empresa, por ende menos rotación y más foco y energía, la conclusión: piense en proyectos no en horarios, el modelo que dominaba la fuerza laboral hasta hace un siglo, es una estrategia eficaz para atraer generaciones valiosas de colaboradores.