La revista electrónica de Los Cabos
       La revista electrónica de Los Cabos

Tepoztlán...El Texcal

Por: Sandra Ricco

 

Cantos prehispánicos y piedras volcánicas destacan entre las viejas Tejas que cubren las casonas blancas, bien fincadas hechas de colaciones de piedras locales, arquitectura firme cimentada.


Llénate de poder... es el mantra de este viaje imperdible a Tepoztlán Morelos.


El Exconvento de la Natividad es una promesa de esperanza para resucitar del tráfico de la ciudad.

El clima de la montaña es la temperatura y 1,700 sobre el nivel del mar en su altitud.


Este sitio se encuentra a 20 minutos de Cuernavaca, y sabe a nieves de frutas exóticas campestres.


La energía poderosa de Tepozltlán me dicen sus caminantes nace de su convento y las almas de los mas buenos que andan por aquí y por allá.

Afirman los naturalistas que no es cierto, que es su cerro del que surge tal poder. Y cuidado si eres de miedos, porque en las noches cantos insospechados lanzan seres llenos de luz que te visitan antes de amanecer...para pesar y retar tu alma.

Descubrí que es el viento verde que sacude las entrañas y conciencias de quién viene.

Un temascal sanador es una opción, pero debe llevar un momento para la reflexión antes de la decisión de tomarlo o no...pues sentimientos saldrán de ti.

En Tepozltlán, la belleza de su bosque y montañas se puede apreciar paseando por sus tres parques naturales el Tepozteco: Chichinautzin y el Texcal, fue a finales del XIX  que se descubrió una pirámide en la cima de esté parque lo que  marca su origen prehispánico.

La niebla que en veranos solo refresca, es frío helado al recibir el año, cuando no cabe en el pueblo ni un alma mas...

Para algunos artistas y creadores de todas la formas posibles, este sitio de temascal  es un atrio, el más bello del mundo, donde aseguran se desintoxican las veredas de la vida.

Revueltas está al fondo y su noche Maya...

El convento de los monjes Dominicos es de 1570, que albergó en sus dos pisos a militares durante  el Siglo XVI por sus señores españoles, que los habían enviado de avanzada para domesticar con rezos, durante ese mismo siglo hubo revueltas territoriales y sangrientas. Los Dominicos realizan  después una expiación de comunión, a lo que ellos llamaron curación.

Creativos...

A saber que los Frailes Dominicos eran grandiosos arquitectos y planeadores.

En la  iglesia convento  de Tepoz como le llaman de cariño, hay un arco y un muro para salvaguardar el terruño fue levantado para la ocupación militar, se agregaron contrafuertes macizos.

La fina talla del arco de la entrada reproduce los anhelos y costumbres de este ancestral pueblo que guarda una pintura donde sobresale la virgen con su niño, y la  acompañan dos Santos: Santa Catalina de la Siena que fue vidente y Teóloga con un gran corazón pintado, además de dos ángeles descomunales  como sus escoltas principales, Santo Domingo de Guzmán con su perro retratado.

En el atrio los pobladores han añadido  otra decoración que surge le la madre tierra como semillas y elementos prehispánicos inspirados en Diego Rivera del que se dice habita esta Tierra Tepozteca.

Tepoztlán un ritual sanador envuelto en Temascal...una recepción  de vapor impregnado de  finas hierbas y flores, de especias que te harán descansar  dentro de su vientre de barro que simula el primer hogar materno y te impulsara de energía para viajar por el largo camino para llegar  a Tierra o al mar. 

Quizá al cielo...