La revista electrónica de Los Cabos
       La revista electrónica de Los Cabos

Barcelona Cataluña

Por: Sandra Ricco



 

“Desde mi tierna infancia, tengo la viciosa tendencia a considerarme diferente al resto de los demás mortales. Eso también estoy a punto de conseguirlo”
Salvador Dalí Barcelona 1964
Y lo hizo.

Porque la libertad no es una utopía para todos, y ser libre es una batalla que se libra a diario con uno mismo.
Recuerdo en estas letras a Barcelona, la última visita estando en Salamanca, España.

Sus coordenadas son de color esmeralda, situado a la orilla del mar Mediterráneo, a lo largo de una franja marítima de unos 580 Km. siendo un pueblo originario.
Cataluña, donde sentir el calor sincero español, es posible.
Enorme su riqueza cultural e ideológica que alberga, juventud de corazón, aplomo y tesón.

 Es el atardecer, busco qué comer, encuentro Crema Catalana... panellets deliciosos reciben, como su gente, dulce en su interior pero de estructura firme y horneada por los golpes del creador.

Cataluña se encuentra al noroeste de la Península Ibérica, su himno Els Segadors, de idioma castellano, catalán y occitano según sus fichas históricas; y estado laico. 

Nos encontraremos con amigos y sus hermosos niños, que nos invitan a navegar, ¡están de vacaciones por fin!, -nos dicen emocionados-.

Trajeron un vino local excepcional.
Cataluña también se distingue por su gran creación vinícola, las zonas de Penedés o el Segre, que en la critica internacional de las mejores del mundo, como el cava de donde nace el Codorníu.

Afirman nuestros amigos que están desilusionados, el escándalo de Cristina de Borbón humilla a su población, que antes, admiraba a Iñaki, el esposo, antes jugador virtuoso de Baloncesto.

Caminemos.

“ Y cada vez trabajamos más, Sandra… y Hacienda nos acosa para pagar más y más taxes”

La realidad de su mercado y sus ramblas, de sus personas rudas pero atentas, su comida sofisticada pero siempre con opción de la clásica tortilla de papas… a la catalana, el sonido de su lengua nativa -a la que no han de renunciar- que se escucha a gritos en los cafetines y en el puerto.

“El turismo sucio llega a millares a colapsar la ciudad…”

Ciudad conquistada y siempre liberada por sus habitantes desde tiempos románicos, antes ya llegó a ser una potencia mediterránea en el siglo 14 compitiendo con las presumidas Venecia y Génova. 

Su proyección internacional va de Dalí a Gaudí y su personalidad que no esconde su auténtica pasión de vivir y sobrevivir, les ha dado fama de gente difícil, y por supuesto, única. 

“Los Borbones están manchados para nosotros, por su corrupción”

Siempre recuerdo a Barcelona porque fue una gran amiga que no me conocía quién, en posición privilegiada, me consiguió refugio en el colegio, confrontándose con el encargado, pues aún no estaba lista mi habitación. Era Londres, en medio de una noche helada que me pareció de invierno, no me extraña que hoy ella sea una gran arquitecta. Honesta y de corazón puro.

Conocí Cataluña a través de una persona, y luego nunca dejé de ir, ni de consumir sus productos, sus bienes que llevan el valor del carácter.

Su catedral infinita, pues nunca se termina de construir, es iconica, de la personalidad Catalana, siempre construyendo.

Sus propuestas, muchas, pero esta es una ciudad que se conoce bien, y sólo recomienda lo mejor, como visitar el puerto de Barcelona que recibe a manos llenas transbordadores de turistas, o visitar las ruinas romanas, la ciudad medieval, hasta los barrios de modernismo catalán y gótico. 
Barcelona, una de las capitales del modernismo que alberga la obra maestra de Antoni Gaudí, como el templo de la Sagrada Familia que dejó inacabado y seguirá construyéndose con donativos para ser terminada en el 2020. Interminable como sus donaciones…

Dar un paseo por el Parque Gaudí (Güell) es un viaje a lo surreal; y conocer su catedral gótica, la de la Sagrada Familia, que tan oscura como la historia de su construcción. 
Porque el aire que se respira es el de Gaudí. El del español creativo y fuerte, siempre informado y conocedor de su cultura, de sus raíces, tan puras..  Gaudí, es Guardián de esta ciudad, a decir que sus colores y arte están impregnados por toda la ciudad. 
Barcelona es valiente, porque hoy en día, como los indígenas que se hacen respetar, "se atreven" a hablar sólo en catalán si le viene en gana, y ahí también queda un poco del autoritarismo, pero igual, las ganas de conservar su acervo lingüístico, que les distingue en todo el mundo... es cuestión de encontrar el equilibrio.

Equilibrio que se ve en la sobriedad de su personalidad, de sus edificios y gente ávida de saber, sencilla y moderna, culta y callada, una ciudad fabulosa, con prisa de mostrar más de sí misma. 

Les distingue también su gastronomía sofisticada y premiada, la cual rescatan de toda Cataluña como sus chefs y cocina de autor cual Fernán Adriá, juzgado también injustamente como lo platicamos en Madrid. Su cocina con estas infusiones pequeñas la cuales crea durante por lo menos seis meses antes de abrir sus puertas a los privilegiados que podrán degustar sus maravillosos sueños culinarios.

Un sitio para jugar a ser libre, siempre que se hable catalán... dirán algunos, pero la verdad es que la nobleza de su gente radica en hablar nuestro idioma universal, el español, sin problema; esto del idioma pareciera una prueba, de entrada tipo la aduana, pero sin las consecuencias de ella.
Digno lugar para ser la abundante representante contemporánea de España, guiada por sus valores, que se refleja en el ambiente de la ciudad, donde uno puede desprenderse de prejuicios reales y revistas tontas de chismes.

“Con tanto turismo que no controla Madrid, ya no podemos ni caminar por las ramblas o ir al parque, o por unas tapas… está atascado"

Caminar Barcelona es como entrar en una dimensión... desconocida en plena España, donde el arte en todas sus formas se expresa en una banca o en la posición estratégica de un árbol, en la forma de servir el vino, o de conversar, es sin duda el reflejo de la España renovada, de sus habitantes y de rebeldía sana. Porque la rebeldía sana, existe... ¡claro que existe! Catalunya como la Luna en Español, irradia luz para la Unión Europea y el mundo entero.

Vamos Felipe, resuelve la ecuación, es un problema interesante, estimulante como las matemáticas más relevantes.