La revista electrónica de Los Cabos
       La revista electrónica de Los Cabos

Bordeaux, el sabor de Francia

Por: Sandra Ricco




Porque Bordeaux o Burdeos en español conserva los elementos esenciales de una buena cata: Cuerpo, Sabor, Color y Aroma es el gusto de Francia.
Burdeos huele a verbena...Sabe a vino tinto bourjois... Merlot y  su color es magenta.

Camino a Santiago, es la ruta a seguir e imposible es perderse la capital mundial del vino, patrimonio de la humanidad, y cuna del arte que inspira a la creatividad y a disfrutar como sólo saben los franceses.

La UNESCO hace una distinción cuando se reconoce el valor patrimonial de la ciudad que ha sabido modernizarse con el paso de los siglos sin romper su armonía, tradición y riqueza arquitectónica.

Burdeos ofrece elegancia y campiña vinícola... elegancia y esplendor en su ciudad, uno de los monumentos urbanísticos europeos mas bellos del siglo XVIII.
Desde donde se inspiro el alumbrado y diseño París.


Arquitectos, artistas y novelistas  y politicos han creado desde aquí y para el mundo grandes obras.

Son el Museo de Bellas artes, de arte contemporáneo y plástica, La escuela del vino, el puerto de la luna, el gran teatro y la Catedral de Saint André mi itinerario favorito...antes de los viñedos para tomar master class.

Centro de Gironde: Burdeos invita a recorrer sus entramadas localidades, que en su conjunto, es a mi parecer el secreto mejor guardado de Francia. Si por su natura.


Situada en las inmediaciones de un entorno único, Bordeaux también tiene fiesta, exposiciones al aire libre, mercadillos orgánicos y música, además de degustaciones de los mejores vinos del mundo, que empiezan con ¡2 euros la botella! y con calidad de 10.

Durante el siglo III, Burdeos también conocida como la "pequeña Roma" era una prospera ciudad galoromana. Es en la edad media la época de expansión económica gracias al comercio del vino. En el siglo XVIII urbanistas y arquitectos transforman la ciudad con su talento y el patrocinio de los intendentes reales.


Vestigios del paso de los Celtas se observa. al paso de está ciudad algó unico en toda Europa.

Todo el año suceden aquí eventos internacionales de primer orden, como las expos de anticuarios o antigüedades, la copa del mundo, el salto de caballos, el abierto internacional de golf, la fiesta de vino nuevo ...que no me pienso perder.

Burdeos representa fiesta y vino en todas sus formas, además de ser la puerta de entrada a un mundo aparte, el cual hay que saber explorar y recorrer para así, encontrar el jardín que servirá de  recuerdo para siempre.

Estilo de vida como  llevar un Souvenir  para un petite comite que sepa apreciar y disfrutar el presente y lo que se tiene a mano.

 La Gironde tierra de  Burdeos... parece acomplejar a propios y extraños, algunos renuncian a conocerle debido a su fama de gente exigente yaltiva... nada mas falso. Simplemente es la actitud que da el saber de  lo que vale y cuidar lo propio respetando la naturaleza y tradición... el buen gusto.

Su ubicación en el Fresco Atlántico permite saborear el paisaje, respirar un mar diferente...respirar.


Un moderno tren tipo bala, recorre la ciudad a buen precio y con vista panorámica ¡algo así nos hace falta!

Burdeos Ofrece tours bien organizados para degustar frutos del mar por los mejores chefs con productos de alta calidad y recién pescados.. visitar la ciudad o simplemente caminar y andar en bicicleta es la opción , aunque mirando más de cerca le hace falta un buen jardinero a los camellones que rodean los grandes monumentos, un toque salvaje.
No esta mal...
Burdeos ha sido inspiración de grandes pintores y músicos como Francisco de Goya o Richard Wagner, y numerosos edificios albergan colecciones de arte a visitar.

Personas  educadas son los bordeleses observan muy serios el terreno...para luego tomar confianza y conversar, con mucho carácter  como su ciudad nos reciben dispuestos a enseñarnos como han preservado su capital y su estado: a fuerza de rigor, trabajo y disciplina, desde la hermosa ciudad cultural hasta los castillos y pequeñas aldeas de viñedos de Médoc, Saint Emilion hasta Saint Estephe y va dedicado a los productores de vino Mexicanos... au revoir!