La revista electrónica de Los Cabos
       La revista electrónica de Los Cabos

Los Pirineos franceses: Lourdes

Por: Sandra Ricco


 

El fin de año marcó la marcha hacia las vacaciones y, de paso, visitar Lourdes rumbo a la 33; es cuestión de cultura y religión, sin un por qué y un para qué muy noche... paré.

La vida es el momento de soñar en un momento y lugar.

Bárbara Straisend era el sound track del viaje.

Con Océanos por recorrer

"I am a woman in love" reza la canción.
Lourdes me recibe casi "fantasma" el 24 de diciembre, en esta época de frío, cuando frío no hace, y cuando el peregrinaje decidió descansar, justo en la noche de Navidad. Bravo por el catolicismo temporal. Desde la Rue Bourg en lo alto el Chateau Fort Musee Pyrenees, con impresionantes vistas, donde se reproduce la vida del siglo 18 en salas de arte y tradiciones de siglos pasados, un castillo con sucesos desde el siglo XIII y un Barón que la protegió e impulsó.

Los Pirineos ofrecen un espectáculo permanente desde Pic du Jer al que se accede desde un funicular... llenarnos de nieve y ¡a esquiar.

"Hombre terrestre tú que vives la vida inmoralmente".

Lourdes en occitano es una ciudad francesa, situada en los Altos Pirineos bañada por el róo Pau y donde las visiones de María tuvieron lugar en el siglo19, para lo cual la Iglesia Católica organizó peregrinajes, iniciando así el que conocemos hoy como turismo religioso.

Lourdes Santuario Espiritual a la fe de Lulú, y sus apariciones a la niña Bernardette.

Situada en el Parque Nacional de los Pirineos, en un paraje de singular belleza natural, Lourdes se eleva como un sitio de peregrinación de la fe internacional que le sigue a Santiago de Compostela, con miles de visitas al año, su carácter de centro de devoción representa un atractivo religioso o espiritual, sin embargo, las localidades aledañas son en si naturaleza viva, aguas termales y nieve que permite realizar excursiones estratégicas por los pirineos.

      
Las calles en redondo y montaña, solitarias y tranquilas, sencillas.

"Para la libertad; sangro, lucho, sobrevivo"

8 p.m. nada de cenar, todo cerrado, y llegar a la Basílica con una estrella allá arriba, pensando que era como todas las de la Colonia, nada mas absurdo.
Puerta de la Luz y puerta de la Vida es la opción al llegar, vamos por la de la Vida, pues viene la estrella que me ilumina. Un sitio lleno de color que me parece obra de Van Gogh, de arquitectura medieval, musulmana y cristiana, creo yo, con las pinturas de las escenas de la vida de Jesús, y sin Cristo crucificado. Pues la anfitriona es Lourdes con esa banda en la cintura azul metálico, futurista y cotidiano.

"Porque soy como el árbol talado que retoñó y aun tengo la vida"

Celebrar Navidad entre los ludianos es cantar... y sentirlos felices por encontrar por fin lugar en su catedral, siempre saturada por la moda de un rezo por diez fotografías y la vela y agua de souvenir.

Porque lo más bello fue entonar, entre niños y sus mamás, luego andar tras el Pastor, Obispo o Padre, quizás Misionero, que nos condujo... ¿hacia la piñata? No, hacia la gruta, donde se apareció María a la niña santa.

"Ella para mi la estrella, la que ilumina mi senda"

Llegar en tren o auto es lo más práctico, la ciudades están muy bien comunicadas por carreteras excelentes. Es en una primera impresión que los visitantes que acuden, especialmente los no devotos pueden sentirse especialmente concentrados en reflexión y soledad, sin embargo, en las dos calles principales, los negocios y locales inundados de objetos y souvenirs de carácter promo católico pueden desconectar... el espíritu.

Esperanza es lo que se respira en Lourdes; su catedral es preciosa y ecléctica...