La revista electrónica de Los Cabos
      La revista electrónica de Los Cabos

Ruta del Bajío. Tesoro Colonial

Por: Sandra Ricco



Volvamos a Santiago de Querétaro, el principio de un sueño plagado de arte mural y escultórico... artesanal. Se fundó en 1545 y es una de las plazas coloniales más bellas de México.

Querétaro es un cruce de caminos entre el centro del país, el norte y la zona agrícola lo que le da una ubicación geográfica privilegiada.

Ciudad que pertenece a la región del Bajío y es considerada piedra preciosa de México, con corazón de ónix, su gente de piedra, de río su tierra.

Sitio imponente y gallardo es tan bello que uno pensaría que es lo mejor del esta-do y no... Hay mucho más. Lleno de folclor que estalla en colores por constituir el territorio queretano, un importante paso de rutas que va por todo el estado al compartir camino con las Huastecas, descubriendo así que sólo es el principio de sor-presas.

Visitar San Juan del Río y Bucareli es la opción en cuatrimoto; poblado más fresco y húmedo en clima, sitio campesino e industrial, de viñedos jóvenes.

Luego…

Vamos a pasear a Bernal, pueblo encantador de canteras y calles empedradas de hermosos templos como San Sebastián Mártir del año 1725 resguardado por la Peña del Bernal, un monolito precioso de 350 metros de altura.

A 50 minutos hacia el oriente arribamos a Tequisquiapan de clima templado y plazuelas alegres, con balnearios para refrescarse. No te pierdas volar en globo aerostático en su Club Aerostático Nacional.

Hacia el norte de esta latitud se encuentra Cadereyta; a visitar sus parroquias San Pedro y San Pablo, así como su jardín botánico y vivero de cactáceas que se encuentra en la Quinta Fernando Schmoll.

Vamos ahora hacia el noroeste del Querétaro donde se encuentra la Sierra Gorda en la Sierra Madre Oriental, sitio que fue habitado por indígenas hostiles a los españoles en el siglo XVII, finalmente fue conquistado.

Su gastronomía es una celebración orgánica y fiesta continua llena de creatividad y sabor que se puede degustar en sus enchiladas queretanas, frutas rojas, ates y cajetas, deliciosos panes y vino local, sabores traídos de sus huertos fruta-les, porque en Querétaro se produce vino de alta calidad y es posible hacer un recorrido a los viñedos cercanos. Vale la pena conocer también las minas de ópalo de La Trinidad.

Pero es la huella tolteca de sus ancestros y antiguos pobladores, chichimecas, nahuas y purépechas los que dejaron profunda huella en su carácter tenaz y modo de vida a base de esfuerzo.

Para conocer más arquitectura virreinal es imperdible visitar sus alrededores, Guanajuato, Morelia, San Luis Potosí, un poco más retirado, a 4 horas está Aguascalientes y Zacatecas, para regresar a San Miguel de Allende, desde donde puede accederse a otros lugares emblemáticos como Celaya, Valle de Santiago, Salamanca y Yuriria que son parte de la misma región del Bajío y están a la mano. Celaya y su deliciosa cajeta se encuentran a 55 km de Querétaro y es un punto de partida para otro paseo imperdible.