La revista electrónica de Los Cabos
      La revista electrónica de Los Cabos

El Támesis en el corazón de Londres

Por: Sandra Ricco

 

 

 

Exploremos un poco de la historia de Londres desde el Río Támesis, porque es una ciudad que siempre te dejará una huella imborrable.

Es el lugar multirracial por excelencia, donde discriminar es un delito para la dignidad.

London es una palabra de origen celta.

Así entonces, Londres desde su inicio fue la mayor ciudad de Inglaterra Julio César con su ejército romano llegó al Támesis desde el año 55 A.C ahí se encontraban asentamientos irregulares y algunas tribus insaciables.

Los normandos llegaron en el año 1066, desde entonces por ser el sitio más comunicado y bien avenido les conmovió, así se volvió capital.

Londres ha impulsado su clase media desde el Siglo XVIII y XIX cuando la abundancia comercial hizo de esta ciudad la más rica del mundo, así desde la prosperidad de su clase media y media alta hacia arriba y hacia abajo en circunferencia perfecta.

El legado de abundancia se puede vivir, y ver aún en las bellas casas en la ciudad o alrededor de la City, donde por cierto hubo un horrible incendio en 1666 y la zona se había vuelto una base militar informal.

La City hoy es un lugar hipermoderno. Con miles de banqueros. Porque Londres es el área urbana más grande de la Unión Europea.

Recuerda visitar la City antes de las 5 o'clock pues en Londres a esa hora todos se van a sus casas.

Antes, fue con la Segunda Guerra Mundial que hubo destrucción en los puertos y áreas céntricas de la ciudad que ser edificaron en ella final del siglo XX.

La historia anterior que es solo un preludio de la vasta biblioteca londinense que va de la Inglaterra Isabelina a la Victoriana... y leer tanto reinado me dio hambre.

Comamos sobre el Támesis... un delicioso pastel de carne de cordero del campo más cuidado cerca de Cambridge, una carne tan deliciosa y suave como la de mi carnicero mexicano. Solo pide lo bien logrado.

El rio Támesis es bello y rodeado de arte, de jardines; de ingleses de todas partes, educados y amables. 

Según la etimología, la antigua lengua celta "teme" o torrente, era algo así como río. Los romanos decidieron ponerte entonces Támesis hace como dos mil años.

Hoy el Támesis es punto fundamental con una importante tecnología de punta como lo fue desde entonces.

A saber... que también fue parte de la ruta de los vikingos en el siglo IX y la ruta comercial al mismo tiempo, lo fue hasta los años sesenta.

Vamos en crucero...

Porque navegar desde aquí es un gran paseo, se pueden admirar las nuevas arquitecturas a la orilla del río. Los nuevos restaurantes y sitios deportivos y recreativos.

Desde el Parlamento hasta el Tower Bridge se puede ir bajando a los museos o hacer unas fotos, o tomar un té helado.

Cae la noche y las pequeñas luces empiezan a iluminarse, desde ayer fuimos hasta el puente de Waterloo desde donde está la hermosa iglesia St. Paul y de aquí hacia el Sur.

Excéntrico...

Uno de los puntos interesantes a visitar es el Cleopatra's Needle un obelisco construido en el antiguo Egipto y donado a Londres en 1820. Un regalo...

La arquitectura de esta parte de la ciudad es un atributo imperdible: históricos edificios como el Themple e Inns of Court han sido hogar de los mejores abogados de esta nación durante 500 años.

Y, por ejemplo, el Ministerio de Defensa parece una enorme fortaleza blanca que anticipa su capacidad ¿su lema? proteger a la ciudad. Prestigiado de verdad.

Fue cuando terminó la Segunda Guerra Mundial que desde Westminster Bridge se marcaba claramente quiénes eran pobres y quienes acaudalados, que no ricos.

Hacia el norte estaban los edificios lujosos y la poderosa prensa. El barrio humilde al sur, con la zona de contaminantes fábricas.

Hoy es toda una zona moderna para todo tipo de fotografías.

Fue el edificio South Bank Centre el que cambió la dimensión negativa a orillas del Támesis, este es un centro cultural donde diversas artes se exponen a diario, por eso es el epicentro artístico que patrocina la cultura a reunir en El teatro Nacional, el festival hall y el Hayward Gallery.

Es la hora de una buena cerveza, para eso, un tradicional Pub, sitio de reunión de los ejecutivos bancarios de la City, que se relajan alegres con sus camaradas y bajan la presión a la journal.

Las mejores terrazas están a la orilla de este icónico río, desde aquí puedo observar el Puente de Waterloo antes de llegar a una conferencia de prensa en el súper respetado edificio Savoy, este está construido sobre un castillo medieval.

Lo anterior parece respaldado por los protocolos exagerados, también elegantes y de primera clase que hay que cumplir, sí o sí. Prestigio y experiencia por delante.

Un respiro...

Terminemos este Tour a las 7:39 pm.

Caminando vamos al divino parque Embankment Gardens... (Les dije que son banqueros).

Donde encontramos aún el concierto y londinenses casi desnudos cantando, pues es verano.

Terminemos con Teología.

Volvamos...

Descubrir la obra maestra de Christopher Wren es posible en la capilla de St.Paul, querubines de mármol inglés te recibirán desde la entrada, por si alguna culpa se te escapa.

Galerías, bellas personas no envidiosas-por chambeadoras y estudiosas- y torres de vidrio casi soplado. Todo ello, entre diferentes estilos de vida como su población divertida y bien diversa, la clase de gente que merece vivir súper bien una vida plena.

El Támesis en Londres es un río vibrante que despliega su poderío con buques de todos calados, formas y empresarios humanos, generosos justo por ser acaudalados. Amigos cercanos.

Una última vista desde su rueda de la fortuna, London Eye, tan polémica por moderna. Desde aquí observo la votación para el probable BREXIT que exige el pueblo. La tabla de Pitágoras primero.

Vamos...salgamos del statu quo.